miércoles, 28 de abril de 2010

Los peores actores de todos los tiempos

Mordida echa por: Meika
Está es una noticia triste para todos y cada unos de sus fans ya que pra nosotras y nosotros Robert Pattinson es el mejor actor del mundo...
Los peores actores de todos los tiempos. Artistas a los que su fama les precede pero no precisamente por ser talentosos en lo que hacen, sino simplemente porque son fruto de un momento auge a causa de una buena estrategia de publicidad.
Se sabe que diversas películas no necesitan tener un gran argumento y excelentes actores para tener éxito, ya que poseen ases bajo la manga: una trama vendible, estrellas del momento y pertenecer a un género que posee muchos adeptos. En este post te presento algunos de los considerados peores actores de todos los tiempos, hombres que pueden ser fácilmente sustituibles por un ente en sus películas, y nadie notaría la diferencia.
Actores que ciertamente han conseguido generar millones de dólares con sus películas, pero que son el resultado de excelentes estrategias publicitarias. Después están los que tienen una cara bonita y encarnaron personajes, que si bien no fueron bien interpretados, llegaron a la gente por el simple hecho de lo que representaban… sí hablo de
Zac Efron y Robert Pattinson.
Estos dos jóvenes recién comienzan, y aún les queda mucho por recorrer y aprender, han tenido éxito por el revuelo que sus películas han generado entre el público femenino, sus rostros atractivos y el aura de príncipe azul que les envuelve; pero en cuanto a talento actoral, este es demasiado escueto.
A ellos les siguen los
Jonas Brothers, Nick, Kevin y Joe ya que fueron reconocidos como los peores actores del año por su película Jonas Brothers: Concierto en 3D, en los premios Razzies 2010. Pero bueno estos jóvenes no son actores, y esperemos no pretendan serlo nunca más.
En cuanto a las producciones de acción en donde el héroe es un tipo rudo y fornido, el actor debería tener al menos la capacidad de transmitir emociones porque no basta con ser una bola de músculos o ser considerado sexy. Un buen actor es versátil y puede mutar tal como un camaleón, para meterse en la piel de otro ser alterno a sí mismo.
Dentro de este rango puedo citar a
Steven Seagal, quien siempre tiene la misma expresión esté luchando, llorando o haciendo el amor con la estrella del momento; Sylvester Stallone es otra momia que no nos deja comprender si su personaje está triste o feliz porque siempre pone la misma cara.
Después les siguen Christopher Lambert,
Chuck Norris, Arnold Schwarzenegger, Prince, Matthew McConaughey, Christopher Atkins, Mark Wahlberg y Eddie Murphy, entre otros tantos actores carentes de versatilidad y que no pueden salirse de determinados parámetros, porque son muy poco creíbles.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada